Avisar de contenido inadecuado

LIBRO LA VIDA DE JESUS DE NAZARET. EL MAESTRO DE GALILEA (CUARTA PARTE,sus enseñanzas) POR WILLY HAMEL D.

{
}
  1. LAS GRANDES  REVELACIONES   y ENSEÑANZAS  DE JESUS 

 QUEREMOS  COMPARTIR   TRES PARABOLAS  DE JESUS  MUY  IMPORTANTES  Y ESPECIALES QUE  VAN A ENRIQUECER  E  ILUMINAR TU VIDA…

  1. LA REVELACION DE JESUS  SOBRE  EL REINO DE LOS CIELOS

 II.               LA REVELACION  DE JESUS  SOBRE LA VIDA DESPUES  DE ESTA VIDA.

III.            LA REVELACION  DE JESUS SOBRE LOS DOS CAMINOS Y LOS DOS DESTINOS ETERNOS

            LA REVELACION DE JESUS SOBRE EL REINO DE LOS CIELOS.

Uno de los propósitos  más grandes de nuestro  Señor  Jesucristo  fue el de venir a enseñarnos la preciosa verdad de que  hay UN REINO ESPIRITUAL llamado el reino de los cielos que gobierna e influye poderosamente sobre este mundo, sobre este reino material- terrenal. Dios es ESPIRITU es decir que  Dios es un ser espiritual lleno de bondad, los miles de   millones de ángeles que le adoran y le  sirven también son  seres espirituales ( son espíritus  ministradores) y Dios es un padre lleno de amor, bondad y compasión que se interesa personalmente por  el  bienestar de todos y cada uno de los seres de la Creación y en especial por los  seres humanos que hemos sido creados  a su imagen y semejanza. Dios  es el padre mas bueno y generoso  del universo y el reina soberano sobre el reino del mundo espiritual.

 Los ángeles de Dios, los ángeles de luz  son enviados para ministrar a los que sufren, proteger a los niños,  ayudar a todos  los hombres y librar de peligros y accidentes, evitar guerras y revoluciones,  y ayudar de una manera muy especial a los  hijos de Dios y  proteger  a las personas  de los males que  causan los demonios. Los ángeles de Dios son seres llenos de bondad  y trabajan en  neutralizar los ataques de las fuerzas del mal del reino de las tinieblas. Ellos detienen las destructivas tormentas, huracanes, terremotos.  Sino fuera por ellos, y su gran esfuerzo,  esta humanidad ya hubiera sido destruida.

Existe un reino del mal y de las tinieblas  conformado  por  un grupo de ángeles rebeldes  liderados por el malvado  ángel  caído  llamado  Satanás (diablo) que  se dedican   a destruir  la creación de Dios y en especial se dedican a  tentar y engañar a los hombres y llevarlos al sufrimiento y a  la perdición. Ellos son los causantes  de los grandes males  que sufre esta  humanidad, las grandes tragedias, las guerras, las injusticas, las hambrunas,  las epidemias, y todas las, catástrofes  y accidentes  en este mundo. Los terremotos, los huracanes que destruyen la vida de millones.

 Ellos se encargan de llevar a los jóvenes al alcoholismo, y a las drogas  y a la prostitución para destruir sus vidas. Ellos se dedican a corromper  a las autoridades civiles, militares, empresariales y hacer que cometan toda clase de injusticias y maldades. Ellos son  los que causan que millones vivan en extrema  pobreza, debido a la corrupción de los dirigentes.  Los demonios y su líder  Satanás son los que provocan terribles revoluciones y guerras sangrientas y genocidios. Detrás de cada acto de maldad, de cada acto de contaminación  de un rio, o la destrucción de un bosque, detrás de todo asalto y crimen esta un demonio que ha sido el causante y perverso instigador de ese acto de maldad y de violencia. 

Esta es una de las verdades más grandes y poderosas que nos da Dios a través de la santa Biblia.  Existe una dimensión o reino espiritual, donde gobierna Dios como rey soberano y  existen millones de  ángeles de luz que le sirven y también existen    leyes espirituales que gobiernan este reino. Jesús vino a enseñarnos esas leyes y principios espirituales  para ayudarnos a tener una  vida llena de paz y de bienestar y para qué sepamos cual es la voluntad de Dios  y que   sepamos cómo defendernos de los ataques de los espíritus malos quien son enviados por el diablo(satanás) a matar, robar  y destruir. A causar toda clase de violencia y de destrucción.

 También Jesús vino a enseñar  sobre el grupo de ángeles rebeldes llamados demonios para que estemos  alerta y nos defendamos de ellos. Para que no seamos víctimas y no caigamos en sus trampas  y engaños. Porque  los demonios usan  todo tipo de falsas sectas que enseñan  falsas doctrinas para engañar a los hombres y llevarlos a malos caminos a una vida de dolor, destrucción  y miseria y luego llevarlos al infierno, a sufrir eternamente.

Jesús  vino a enseñarnos  grandes principios y verdades espirituales  para que seamos libres de nuestro peor  enemigo, la ignorancia  y en especial vino a enseñarnos como debemos orar correctamente para ser libres  y estar protegidos de todo mal, El vino a enseñarnos a tener una vida de comunión con Dios y tener  una relación  estrecha con el  Padre celestial. Por eso Jesús dio muchas enseñanzas  de cómo  a hablar con Dios  y pedirle a  su protección, y todas las bendiciones que necesitemos. Jesús dijo todo lo que ustedes pidan  al Padre celestial en mi nombre les será concedido.

Los ángeles son espíritus ministradores, seres de luz, creados por Dios,   que están al servicio del único  Dios verdadero  para ejecutar sus sabias órdenes, ellos  son  seres buenos, fieles, sabios y muy poderosos, ellos están encargados de  ayudarnos y guiarnos  y protegernos en este mundo. Dios  es el rey de la creación es el  ser mas bueno, justo y maravilloso y desea el bien de toda  la creación  y de todas las criaturas y en especial de los hombres, quienes  fueron creados para ser sus hijos y tener comunión intima   y  amistad con el  Padre celestial.

Los demonios son seres  perversos y malignos que sirven a Satanás…son como una banda de rebeldes criminales que  van  por  este mundo  causado   destrucción y muchos  males. Satanás, el diablo,  su jefe,  es un ser maligno  que  solo busca destruir la creación de Dios y en especial  a los seres humanos. El es el causante de todo lo que es  crimen, tragedia, asesinato, guerra, genocidio, plaga, epidemia, idolatría, adulterio, corrupción, narcotráfico, etc.. detrás de todos estos grandes males esta la mano perversa de Satanás y sus demonios. Ellos son los  instigadores para que los hombres  hagan el mal. Ellos no dejan de seducir y de tentar para que los hombres se aparten de Dios y del bien y se vayan por los caminos torcidos del mal  y de  los vicios. Hablando y haciendo cosas malas e injustas.

Una de las   armas más fuertes del diablo es el engaño, Satanás tiene  a millones de personas engañadas  por falsas  religiones y  falsas filosofías y doctrinas, como ser el ateísmo, el comunismo, las falsas sectas, que llevan  a la gente adorar a  falsos ídolos como ser el sol, la tierra , la luna las estrellas, incluso a algunos  animales. O estatuas de ídolos mudos que no pueden ver, ni oír,  ni hacer el  bien ni el mal. Por eso  Jesús dijo… conoceréis la verdad(del evangelio ) y la verdad os hará libres…libres del engaño de  Satanás y de sus falsas creencias , doctrinas y  filosofías.

Es por eso que Jesús envió a sus  discípulos a predicar la verdad para que miles de personas que viven engañadas sean libres y conozcan al Dios verdadero, el padre celestial y le amen y le adoren y  así encuentren la verdadera paz y la salvación. Para que miles que están en tinieblas vean  la luz y reciban las bendiciones grandes que Dios tiene   para ellos. Es por eso que los  cristianos  debemos esforzarnos en predicar  la palabra de Dios, la verdad de Dios del evangelio.  Para que millones de vidas sean libres del engaño  de los demonios. Para que millones alcancen la paz, y la felicidad  al  encontrar al  Dios verdadero y tener comunión con él. Y para que un día al partir de este mundo,  puedan llegar a la presencia de Dios, al paraíso y vivir siempre  en ese maravilloso lugar.

Toda persona que en esta vida decide creer en Jesús y hacerse su seguidor entra a pertenecer a la familia de Dios, al reino de Dios, es  adoptado como  hijo de Dios. Las personas que deciden seguir viviendo lejos de Dios, que deciden no creer en Jesús y siguen pecando y haciendo  maldades pertenecen al reino del mal y están  engañadas por el diablo, su destino eterno será la condenación en el infierno. Porque rechazaron a Jesús y rechazaron el amor de Dios. Amaron más las tinieblas que  la luz. Es por eso que te llamamos  a creer en Jesús y en el evangelio y a entregar tu vida a Jesús, para que seas parte de la familia de Dios. Y un día podamos ir al cielo y gozar de las maravillas que Dios preparó en el paraíso.

Por eso Jesús les dijo a sus seguidores, a sus discípulos,

San Juan 14:1-6  No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.   En la casa de mi Padre (paraíso)muchas mansiones hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho. Voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

  Y si me fuere y os preparare lugar,(en el paraiso) vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo; para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

  Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.   Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo, pues, podemos saber el camino?   Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Jesús les estaba hablando de volver al Padre,  de ir al paraíso después de su muerte, ellos estaban pensando que les hablaba de un viaje. Por eso le preguntaron por el camino.Es por eso que sabemos que hay un paraíso,  una mansión  donde  el Padre celestial, el padre más bueno del universo nos está esperando. Pero estas preciosas promesas están reservadas para los seguidores de Jesús, para los que en esta vida han decidido seguir el evangelio y hacerse cristianos.

JESUCRISTO  ENSEÑÓ SOBRE LA FE  QUE MUEVE MONTAÑAS

El Señor  Jesús  deseaba que todos los hombres conozcan al Padre celestial, creador del  universo, y  tengan una relación personal con El, que aprendan a orar, a tener comunión íntima y a hablar con Dios para así recibir su paz y sus grandes bendiciones.  El Señor Jesús enseñó que la oración y la fe mueven las montañas  y puede alcanzar los grandes milagros de Dios.

Es por eso que los santos evangelios están llenos de enseñanzas de cómo debemos honrar, alabar y orar la Padre Celestial. El maestro  enseñó que todo lo que pidamos al bendito Padre del cielo en su Nombre, lo recibiremos. En Mateo cap 7.7 Jesús el maestro de Galilea nos enseña algo maravilloso sobre la oración.

Mat 7:7   "Pidan,  y se les dará;  busquen,  y encontrarán;  llamen,  y se les abrirá.8   Porque todo el que pide,  recibe;  el que busca,  encuentra;  y al que llama,  se le abre.9   "¿Quién de ustedes,  si su hijo le pide pan,  le da una piedra?10   ¿O si le pide un pescado,  le da una serpiente?11   Pues si ustedes,  aun siendo malos,  saben dar cosas buenas a sus hijos,  ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!12   Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.  De hecho,  esto es la ley y los profetas.13   "Entren por la puerta estrecha.  Porque es ancha la puerta,  y espacioso el camino que conduce a la destrucción,  y muchos entran por ella.14   Pero estrecha es la puerta,  y angosto el camino que conduce a la vida,  y son pocos los que la encuentran.

Jesús  enseñó  a sus discípulos como orar,  enseñó la oración mas maravillosa de la  santa biblia el  Padre Nuestro…

Mat 6:5  "Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas; porque a ellos les gusta ponerse en pie y orar en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos por los hombres. En verdad les digo que ya han recibido su recompensa.6  "Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.7  "Y al orar, no usen ustedes repeticiones sin sentido, como los Gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería.8  "Por tanto, no se hagan semejantes a ellos; porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes que ustedes lo pidan.9  "Ustedes, pues, oren de esta manera: 'Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea Tu nombre.10  'Venga Tu reino. Hágase Tu voluntad, Así en la tierra como en el cielo.11  'Danos hoy el pan nuestro de cada día.12  'Y perdónanos nuestras deudas (ofensas, pecados), como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores (los que nos ofenden, nos hacen mal).13  'Y no nos metas (no nos dejes caer) en tentación, sino líbranos del mal (del maligno). Porque Tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén.'14  "Porque si ustedes perdonan a los hombres sus transgresiones (faltas, delitos), también su Padre celestial les perdonará a ustedes.15  "Pero si no perdonan a los hombres, tampoco su Padre les perdonará a ustedes sus transgresiones (pecados).

Esta oración cuenta con siete pasos que debemos tener muy en cuenta si deseamos  orar  de una manera agradable a Dios.

1.'Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea Tu nombre. Toda oracion debe  ser dirigida  al Padre celestial. Y debe empezar alabándole exaltándole y dandole gloria a él.Nuestro creador.

2.  'Venga Tu reino. Aquí debemos pedirle a Dios que venga su reino a nuestras vidas, familias, naciones. y que mande el avivamiento y que miles sean salvos. 

3. Hágase Tu voluntad, Así en la tierra como en el cielo.Aqui le rogamos al Padre que se haga su voluntad, primero en nuestras vidas y familias. Le rogamos  que nos  guie por  sendas de justicia por amor de su nombre. Que nos  ayude a ser cristianos buenos y obedientes  

4.  'Danos hoy el pan nuestro de cada día. Aquí debemos  pedirle primero por  el pan espiritua que Dios  nos  de el pan de su palabra y de su sabiduría. Que  derrame de su santo Espiritu  en nuestras vidas.Que nos  llene de amor  y nos guie a tomar  las mejores desiciones.

5. 'Y perdónanos nuestras deudas (ofensas, pecados), como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores (los que nos ofenden, nos hacen mal). (aquí le pedimos perdon con toda humildad que nos lave con su sangre preciosa, y aqui perdonamos  a los que nos  han ofendido.)

6.  'Y no nos metas (no nos dejes caer) en tentación,(aquí  le rogamos a Dios que no nos deje pecar contra el)Que nos ayude a ser santos como El es santo. 

7. sino líbranos del mal (del maligno). Porque Tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén.'

Una de las cosas más importantes que el Señor  Jesús enseñó,  es que los cristianos debemos ser Hacedores de la voluntad de Dios y no simples oidores. El enseñó que lo que más busca Dios es hijos obedientes que hagan su voluntad, que vivan  de acuerdo a sus sabias  enseñanzas, que cumplan con sus mandamientos.

 El Señor Jesús  enseñó que Dios  ama la verdad y aborrece la hipocresía, que Dios  aborrece a los  orgullosos  e hipócritas a los falsos  a los  que fingen ser  una cosa y en realidad son otra. A los que fingen ser  siervos de Dios para sacar  dinero o algún beneficio personal.

Mat 7:24   "Por tanto,todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente(sabio) que construyó su casa sobre la roca.  7:25   Cayeron las lluvias,  crecieron los ríos,  y soplaron los vientos y azotaron aquella casa;  con todo,la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.26   Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. 27   Cayeron las lluvias,  crecieron los ríos,  y soplaron los vientos y azotaron aquella casa,  y ésta se derrumbó,  y grande fue su ruina."

Los que hemos decidido hacernos cristianos y seguir el camino del Evangelio, debemos esforzarnos por ser  fieles y obedientes a las  sabias enseñanzas del Señor Jesús  y vivir  cada día con honestidad e  integridad y debemos cuidarnos de no caer en falsedad e hipocresía. Recordemos que los grandes enemigos del Señor Jesús fueron los fariseos, gente religiosa  que vivía y trabajaba en el templo, pero que  fingían ser siervos de Dios y en realidad  eran hipócritas y sólo  les interesaba el dinero, estaban llenos de codicia.El verdadero sabio no solo es el que sabe, o el que oye las enseñanzas de Dios, de los evangelios,  sino el que las pone en  práctica diariamente en su vida, en todo lugar y ocasión. Aquel que tiene integridad.

El apóstol Juan  escribe que el que dice que conoce al  Señor  y que tiene comunión con El, pero que no anda rectamente como El anduvo es un falso, es un hipócrita.

1Jn 1:5  Este es el mensaje que hemos oído de él(de Jesús) y que les anunciamos:  Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad.(tinieblas) 1:6  Si afirmamos que tenemos comunión (amistad)con El,  pero vivimos en la oscuridad, (pecando) mentimos y no ponemos en práctica la verdad. 1:7  Pero si vivimos en la luz,  así como él está en la luz,  tenemos comunión unos con otros,  y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.

1Jn 2:4  El que afirma:  "Lo conozco",  pero no obedece sus mandamientos,  es un mentiroso y no tiene la verdad.

JESUS ENSEÑÓ QUE DIOS OYE LAS ORACIONES Y HACE JUSTICIA

Lucas 18:1  Jesús les contó una parábola para enseñarles que ellos debían orar en todo tiempo, y no desfallecer: 2  "Había en cierta ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba a hombre alguno. 3  "También había en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él constantemente, diciendo: 'Hágame usted justicia de mi adversario.' 4  "Por algún tiempo el juez no quiso, pero después dijo para sí: 'Aunque ni temo a Dios, ni respeto a hombre alguno, 5  sin embargo, porque esta viuda me molesta, le haré justicia; no sea que por venir continuamente me agote la paciencia.'" 6  El Señor dijo: "Escuchen lo que dijo el juez injusto. 7  "¿Y no hará Dios justicia a Sus escogidos, que claman a El día y noche?(CONTINUAMENTE) ¿Se tardará mucho en responderles? 8  "Les digo que pronto les hará justicia. No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?"(Hallara gente con fe persistente aquí en la tierra?)

 Uno de los objetivos más grandes de nuestro  Señor  Jesucristo  fue el de venir a enseñarnos la preciosa verdad de que  hay una vida  después de la muerte. Esta es una de las verdades más grandes  que nos da Dios a través de  la santa Biblia. Qué  bueno es saber que una persona, al dejar este cuerpo físico, va a una dimensión espiritual. Al reino de los cielos, a  la presencia de Dios, nuestro bendito Creador. 

Nadie deja de existir, todos somos seres espirituales que habitamos por un tiempo en un cuerpo físico. Luego el polvo vuelve al polvo y el espíritu vuela hacia Dios. Eso  lo enseña la santa biblia, la palabra de Dios.

No hay otro libro que tenga la autoridad de Dios para guiar a los hombres. La Biblia es el único libro inspirado por Dios quien iluminó a los escritores y les dio grandes revelaciones. Por eso   debemos apreciar y estimar la santa Biblia y leerla todos los días y meditar en sus sabias enseñanzas. El Señor Jesús muchas veces citó porciones y pasajes enteros de las Escrituras. El amaba y respetaba las Escrituras pues son la palabra de Dios. Los cristianos que amamos  a Dios debemos defender con firmeza  la santa Biblia y los santos evangelios  de los ataques de personas que desean desacreditar las sagradas escrituras. Nadie pude decir que ama a Dios y no amar las palabras y las   sabias enseñanzas de  Dios.

 Es importante saber que la palabra muerte en el original griego  significa separación, o sea queda muy claro que la muerte es la separación del ser espiritual del cuerpo físico, es por eso que la santa Biblia nos dice que el polvo vuelve al polvo pero el espíritu vuelve hacia Dios.

Aquí se refiere como polvo al cuerpo físico que se vuelve polvo, y al espíritu que se separa y retorna hacia Dios el Creador. Cuando una persona muere  ella sale de su cuerpo y entra en la dimensión espiritual, ella puede ver, sentir, recordar, sin embargo ella es invisible para los seres humanos. Al estar en dimensión espiritual, ella(el alma) puede ver a los seres espirituales, a los ángeles  y a los demonios. No hay ninguna referencia en la Biblia  que nos diga que las personas dejan de existir. Nadie  deja de existir, la muerte es solo el paso a otra dimensión. A la dimensión o reino espiritual. Alli va a la presencia de  nuestro Dios para ser juzgada.

 UNA CLARA ENSEÑANZA QUE JESUS  DIO SOBRE LA VIDA MAS ALLA DE ESTA VIDA     El rico y Lázaro (42:16:19 - 42:16:31)

 “Cierto hombre era rico, se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Y cierto pobre, llamado Lázaro, estaba echado a su puerta, lleno de llagas, y deseaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico. Aun los perros venían y le lamían las llagas. “Aconteció que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham.(al Paraíso) Murió también el rico, y fue sepultado.

Y en el Hades,(infierno) estando en tormentos, alzó sus ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

 Entonces él, dando gritos, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en estas llamas.

 “Y Abraham dijo: Hijo, acuérdate que durante tu vida recibiste tus bienes; y de igual manera Lázaro, males. Pero ahora él es consolado aquí, y tú eres atormentado.Además de todo esto, un gran abismo existe entre nosotros y vosotros, para que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, ni de allá puedan cruzar para acá.“Y él rico dijo: Entonces te ruego, padre, que le envíes a la casa de mi padrepues tengo cinco hermanos, de manera que les advierta a ellos, para que no vengan también a este lugar de tormento. Pero Abraham dijo: Tienen a Moisés y a los Profetas.(tienen las Escrituras) Que les escuchen a ellos.

 Entonces él dijo: No, padre Abraham. Más bien, si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Pero Abraham le dijo: Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos.”

 COMENTARIO   El Señor Jesús contó la historia de dos hombres que murieron, uno era un pobre  mendigo que estaba muy  enfermo  llamado Lázaro que fue llevado por los ángeles al cielo a un lugar de paz y consuelo, al paraíso, y otro era  un rico avaro, malo y egoísta que murió y fue llevado al infierno a las llamas de fuego. Alli  era atormentado.

Aquí el Señor nos enseñó la verdad sobre la vida después de la muerte, hay dos destinos eternos. Un cielo y un infierno. Es por eso que en esta vida tenemos que volvernos a Dios y vivir  como buenos cristianos, para agradar a Dios. No por miedo  al infierno sino por  amor  y gratitud a JESUS. A Dios nuestro bendito Creador y padre celestial, y para alcanzar la salvación.

 Vemos que el hombre rico era un hombre muy egocéntrico, el vivía solo para si mismo, pensaba solo en su propio bienestar, no le importaba el dolor y el  sufrimiento de los demás, era un hombre con un corazón duro, egoísta e indiferente…

Una persona egocéntrica es una persona que solo  vive  para agradarse a si misma y eso es un grave pecado. La persona egocéntrica  no sabe dar amor ni  ser generosa, no sabe dar  y no sabe darse a los demás, no sabe servir.Eso es lo contrario a lo que Jesús enseñó en los Evangelios, hablado en el lenguaje   de la Biblia  lo contrario del amor no es el odio sino el egoísmo.  

 Jesús nos dió el mayor  ejemplo de  amor y de generosidad hacia los demás, Jesús vivía para servir a Dios y a su prójimo, jamás le negó un favor a ninguna persona, Jesús nunca buscó agradarse a si mismo, sino agradar al padre celestial. Motivado por un  profundo amor a Dios, el vivió una vida de obediencia perfecta.Toda  persona  egocéntrica debe arrepentirse y decirle a Dios…Señor  perdóname por  ser egoísta,  por  ser indiferente al dolor de los demás,  perdóname  por  vivir una  vida sin amor a los demás, quiero ser un buen cristiano. Señor ayúdame deseo vivir para agradarte a ti, quiero ser mas como Jesús. Dios guíame, enséñame   a ser bueno y  generoso y a compartir con los demás  como lo hizo Jesús. Amen.

No debemos pensar que el rico se fue al infierno por  ser rico, y el pobre fue al cielo por  ser pobre, no…el rico  fue  enviado al infierno por  ser egoísta e indiferente, al dolor de los demás. Por vivir una vida sin amor y sin compasión,  por  ser una rama sin fruto.

Cuando una persona muere, al dejar este cuerpo físico, va a una dimensión espiritual. Al reino de los cielos, a  la presencia de Dios, nuestro bendito Creador.  Somos espíritus que habitamos por  un breve  tiempo en un cuerpo físico, al morir dejamos este cuerpo y partimos a la presencia del Creador. Del Padre celestial. Jesucristo enseño que hay  dos destinos eternos para las almas, el cielo y el infierno, el nunca enseñó de un tercer lugar llamado purgatorio, donde las almas van por un tiempo a ser purificadas y luego salen y van al cielo. Eso no lo enseñó el Señor Jesús, ni tampoco ninguno de los apóstoles habló de un purgatorio. Esa es simple enseñanza inventada por  los  hombres.  Jesús tampoco enseñó que existe la reencarnación, la Biblia enseña muy claro que los seres humanos vivimos una sola vez y después venimos a juicio delante de Dios. En la cruz del calvario Jesús le dijo al ladrón arrepentido…Ciertamente hoy estarás conmigo en el paraíso. No le dijo hoy estarás conmigo reencarnando en otra vida.

 La palabra griega thánatos (muerte,separación) tiene dos significados importantes. Uno describe la separación del alma (la parte espiritual que vuelve a Dios - Eclesiastés 12:7) con respecto al cuerpo (la parte física material que es enterrada en la tumba y se convierte en polvo. - Juan 11:11-13). El otro significado es el de la “muerte segunda” (la separación de los seres humanos de Dios, espiritualmente –Gén 2:17, y físicamente –Apoc. 20:14). Desde la caída de Adán y Eva, todas las personas han tenido una condición espiritual que las pone en peligro de sufrir la muerte segunda (Rom. 5:12, 14, 17, 21). Los que  aceptan a Jesús como su salvador serán librados de la segunda muerte y el castigo eterno. Sólo aquellos que rechazan a Cristo como su Salvador personal no serán liberados de ella (Juan 5:24, 1 Juan 3:14). Sufrirán la segunda muerte y  iran al lago de fuego. A pesar de eso, si bien todos los seres humanos, desde Adán hasta el presente, han muerto y experimentado la muerte , nadie ha experimentado la muerte segunda. Cuando hablaba con Marta sobre la muerte y resurrección de su hermano, Lázaro, Jesús dijo: “Yo soy la resurrección y la vida [eterna]; el que cree en mí vivirá [eternamente] incluso si él [o ella] muere [físicamente]” (Juan 11:25).

 Todas las decisiones a favor o en contra de Cristo deben ser hechas antes de la muerte. Esto significa que la suya fue una muerte expiatoria, un sacrificio sustitutivo, para redimir a la humanidad del pecado y de la muerte segunda.

 La santa Biblia enseña que toda persona es un alma que vive dentro de un cuerpo físico.

Al morir el alma deja el cuerpo y va ante el Creador para ser juzgada. El polvo vuelve al polvo  y el espíritu vuela a Dios (hacia el reino de los cielos, la dimensión espiritual). Esto está muy claro en  Génesis 3.19 y Eclesiastes 12.7.  Debemos  vivir esta vida de una manera  buena y agradable  a Dios pues  ¡hay un cielo(paraíso) para ganar y un infierno del cual escapar!.

Todo lo que hacemos  lo ve Dios, y esta registrado en el cielo. Nada se le escapa a Dios el Creador que es omnisciente.(todo lo sabe)Y un dia daremos cuenta a Dios el Padre Celestial,  de lo que hicimos en esta vida. Si fuimos buenos  cristianos o si fuimos egoístas  pecadores. El Señor Jesucristo  dijo que aun de las palabras ociosas que hablamos daremos cuenta a Dios . lea San Mateo 5.21-22

 JESUS Y EL LADRON ARREPENTIDO

 

 

 EN EL  EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS cap 23.43 El señor Jesús le dijo estas importantes palabras  al ladrón que se arrepintió y creyó en El, …Hoy estarás conmigo en el Paraíso. Vemos que los dos cuerpos(físicos)quedaron en la cruz, pero las almas salieron y  volaron hacia Dios, al Paraíso. Vemos que ese ladrón no hizo ninguna buena obra, para ser salvo e ir al paraíso,  lo único que hizo fue creer en el Señor  Jesucristo y pedir misericordia.  De eso precisamente trata la salvación. La santa Biblia dice.. Cree en el Señor  Jesucristo   y serás salvo tu y tu familia.  O sea todo pecador que  se arrepiente  y pide perdón a Dios y entrega su vida al Señor  Jesucristo para ser su fiel seguidor recibe en ese mismo  instante  el perdón de sus pecados y  la sangre de Cristo lo limpia y  recibe la vida eterna. Y si se muere se va al cielo. Al paraíso. Esto es maravilloso. Esta es la grandeza de la gracia y bondad de  nuestro Dios.

Asi Dios nos muestra su gran bondad y amor por todos los seres humanos…Hay esperanza y misericordia aun para el peor de los pecadores. Dios es un Dios de amor y de compasión. El no quiere que nadie se vaya al infierno a sufrir eternamente. Dios no quiere que el pecador perezca eternamente.

La salvación es gratuita para todo aquel que la desee recibir.  La salvación no está en venta, no logramos la salvación por las buenas   obras que hagamos, por méritos propios, el precio de la salvación lo pagó  Jesús en la cruz del calvario con su propia sangre. El pagó  por nosotros!!

La salvación, la vida eterna, es tan preciosa y valiosa  que no hay ser humano que pueda pagar por ella. Además el  ser humano es tan pobre que no tiene  nada que dar y Dios   es tan rico que no tiene  nada que recibir. El es dueño de todo el universo.

 Jesús fue criticado por  estar en compañía de gente señalada como muy  pecadora. Jesús les dijo a los que lo criticaban… Miren, los sanos  no tiene necesidad de médico sino los  enfermos.(pecadores)..no he venido a buscar los justos sino a los  pecadores, para llevarlos al arrepentimiento, para llevarlos a Dios.

Dios no creó el infierno para los seres humanos lo creó para Satanás y sus demonios..

Dios hizo  el Paraíso para los seres humanos, pues El nos hizo para ser sus hijos, para ser su familia, para tener amistad y comunión eterna con El. Por toda la eternidad.

 POR ESO SAN JUAN BAUTISTA LLAMÓ AL SEÑOR JESUS, EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO.

 Solo Cristo puede quitar el pecado del alma de un hombre  lavándola con su sangre. Ponte a cuenta hoy con Dios y entrégale tu vida. Y tendrás su perdón y la salvación. Nuestras almas están en gran peligro en este mundo. El diablo hará todo lo posible por engañarnos y tentarnos y llevarnos a  malos caminos y a los vicios y perversiones  para  que terminemos en el  infierno. El tratará de ponernos dudas e incredulidad. Mandará a demonios engañadores y  a  falsos maestros que nos enseñen falsas teorías y falsas  doctrinas. Y nos lleven a alguna secta.

Es por eso que debemos creer en Dios pero también debemos creerle a Dios, creer  en su Palabra  y sus  sabias enseñanzas contenidas en la santa Biblia.

 Tener fe  es creer todo lo que el Señor JESUCRISTO  enseñó. Si El Señor dijo que hay un Paraíso, es que ciertamente hay un paraíso, si El Señor dijo que hay un infierno es que ciertamente hay un infierno. Así de sencillo. Los santos Evangelios contienen toda la verdad de Dios. Debemos creer en Dios pero también debemos  creerle a Dios. Sin fe es imposible agradar a Dios. lo dijo  San Pablo, el gran  Apóstol. No debemos dudar de la palabra de Dios.  El que duda  entristece y ofende a Dios.

 Cuentan que en cierto lugar del sur de Estados Unidos estaban vendiendo a un  grupo de esclavos, se trataba de una familia, estaban cerca del gran  barco que los  había traído de África...se veía gran dolor en sus rostros pues iban a ser vendidos y a ser separados y no se verían nunca  más. Entonces un señor, un hacendado  muy rico, preguntó por  el precio de esa familia de esclavos y   dijo… yo los compraré a todos. El padre de familia  de los  esclavos le miró con ira y  dijo...Yo nunca le serviré!!, el hombre  rico, sin decir palabra  pagó  el precio por  toda esa  familia  y luego se acercó a ellos  y les soltó sus cadenas y les dijo…Miren, los compré para hacerlos  libres, váyanse, ahora  son libres. Todos quedaron muy asombrados y entonces el  padre de familia de los esclavos   cayó de rodillas al suelo y con lágrimas dijo… Señor  yo le serviré toda mi vida, llévenos con usted.

Amigos esto es precisamente lo que Jesús hizo por nosotros.

El  tuvo compasión  de nosotros y vino a pagar el rescate por  nuestras vidas para darnos plena libertad.

Nuestra reacción natural debería ser como la del padre de familia de los esclavos, rendirnos al Señor y  decirle gracias Dios mío, yo te serviré toda mi vida.

 DIOS  ES EL PADRE MAS BUENO DEL UNIVERSO,

Quién podría dar a su propio hijo para que vaya a la cruz a sufrir para  salvar a los pecadores? Dios nos ama y desea nuestro bien y no desea que nadie se pierda,(vaya al infierno) solo nos pide que seamos humildes y nos arrepintamos y nos pongamos a cuenta con El. La santa Biblia  nos dice que todos los hombres somos pecadores. Todos necesitamos el perdón de Dios. Todos necesitamos  ser lavados por la sangre preciosa de Jesús para ser santificados. (purificados). Solo la sangre preciosa de Jesús puede limpiar el alma de un pecador y dejarla mas blanca que la nieve. No hay nada ni nadie que pueda quitar el pecado. Por eso San Juan el bautista al mirar   a Jesús dijo …He aquí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Jua 1:35  Al día siguiente Juan estaba otra vez allí con dos de sus discípulos,36  y vio a Jesús que pasaba, y dijo: "Ahí está el Cordero de Dios."

 LA SANTA BIBLIA DICE EN EL  EVANG. DE SAN JUAN CAP 3.16 PORQUE DE TAL MANERA AMO DIOS A LOS HOMBRES QUE HA DADO A SU HIJO UNIGENITO PARA QUE TODO AQUEL QUE CREA EN EL NO SE PIERDA(NO VAYA AL INFIERNO) SINO QUE TENGA VIDA ETERNA(Y UN DIA VAYA AL CIELO).

Toda persona que decida creer en Jesús  y recibirlo en su vida, será salvo, sus pecados serán perdonados y su alma será purificada por la sangre  bendita de Jesús y recibirá la vida Eterna. Toda persona que acepte a Jesús como su Señor  y Salvador  y decida ser su seguidor, obtendrá la salvación de su alma. Estas  sí que son muy buenas noticias para todos!!

 ¿RESURECCION O REENCARNACION?

 La Santa Biblia dice que solo se vive una vez, y que no hay reencarnaciones. Como enseñan las falsas sectas. El Señor vino a traernos  la verdad de Dios, para HACERNOS LIBRES. Libres del  engaño de falsas filosofías, teorías y doctrinas que el enemigo  ha esparcido en este mundo. Jesús dijo que Satanás es el padre de mentira, y el ha llenado este mundo de falsas doctrinas y filosofías para engañar a millones de seres humanos y llevarlos  a una vida de esclavitud, dolor, destrucción y después  llevarlos al infierno.

Algunos dicen ¿quién fue y volvió para decir lo que hay en el más allá?. Jesucristo  murió en la cruz, y estuvo en la tumba por tres días  y resucitó. Luego El regresó de la muerte, y estuvo con sus discípulos, por 40 días. Enseñándoles  los grandes misterios del reino de Dios. Ellos lo vieron vivo y  comieron  y anduvieron con  El. Después de que El  resucitó. Aun  el apóstol Tomas, quien no creía en su resurrección,  vino  y puso sus dedos en sus llagas y en su costado. Y  tuvo que admitir que el Señor Jesús  estaba vivo. Ellos, enviados por  el Señor  salieron a EVANGELIZAR  a todas partes. Muchos fueron mártires y  dieron su vida por esta verdad.

Evangelizar es salir a dar las buenas  noticias de que hay esperanza para el pecador…que ningún ser humano  tiene que morir con  sus pecados encima, que la sangre de Jesús fue derramada en la cruz y que  nos puede limpiar de todo pecado, que puede purificar nuestra alma,  y así podemos recibir la salvación. Podemos recibir la vida eterna y así un día ir al cielo, al paraíso. Para estar  para siempre con Jesús. El santo evangelio según san Juan dice…   "Porque tanto amó Dios al mundo,  que dio a su Hijo unigénito,(JESUS)  para que todo el que cree en él no se pierda,  sino que tenga vida eterna. SAN JUAN 3.16.

 Hay quienes enseñan erróneamente que la salvación es por buenas obras  y que un día, después de morir,  nos  presentaremos  ante Dios  y se pesarán  EN UNA BALANZA  nuestras buenas  obras y nuestras malas obras(pecados) si las buenas obras pesan más, iremos al cielo, al paraíso,  si las obras malas pesan mas seremos lanzados al infierno, a la condenación.  Esto es falso, esto lo enseñaban los  antiguos egipcios, no lo enseña la santa Biblia. No lo enseñó nunca el Señor Jesús. Ningún ser humano puede ser salvo por si mismo. Por sus buenas obras, si fuera así en vano vino Cristo a sufrir y morir en esa terrible cruz. En vano derramó su preciosa sangre.

Por eso Jesús dijo…Yo soy el camino, la verdad y la vida nadie viene  al Padre sino por mi. San Juan cap 14.6  Jesús es el único camino  que nos puede conducir al Padre y a la vida eterna. No hay otro camino  para ser salvos. San Pedro el gran apóstol  dice…En ningún otro hay salvación porque no hay otro nombre dado a los  hombres en  que podamos ser salvos. Solo en el nombre de Jesús hay salvación y vida eterna. No en el nombre  de Buda, ni Mahoma, no Gandhi,  ni Pedro ni Juan, ni María, ni Isabel, etc. Lea Hechos cap 4.12

Hch 4:12  De hecho,  en ningún otro hay salvación,  porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.

 La santa Biblia dice que todos los hombres somos pecadores y todos estamos destituidos de la gloria de Dios,(por causa del  pecado) ningún ser humano puede por si mismo ser salvo, ninguna persona puede por sus propios méritos(o buenas obras) ser salva e ir al cielo,  pues todos hemos pecado y hemos sido contaminados por  el pecado. Todos necesitamos  ser limpiados y purificados por  la preciosa sangre del Señor Jesús.

 SAN PEDRO EL GRAN Apóstol  dice que no fuimos rescatados con oro y plata sino con la bendita sangre de Jesús.  Ese es el rescate  más grande que se haya pagado  en la historia de la humanidad.  EL Señor  JESUCRISTO  fue a la cruz  a sufrir una dolorosa muerte para obtener el perdón de nuestros pecados y para   librarnos de la condenación eterna (del infierno).Para que  después de morir  no seamos condenados, ni lanzados al fuego eterno.  El Señor  fue a esa cruz para mostrarnos su gran amor y su gran compasión.  El fue a la cruz para pagar por todos nosotros. El nunca pecó, pero vino a dar su vida por los pecadores, por ti y por mí. Y por cada ser humano.  Nadie nos ama como El nos  amó.   Lo único que tenemos que hacer es creer en Jesucristo y pedirle perdón y entregarle nuestra vida para ser sus  seguidores. Hazlo hoy mismo y serás salvo tu y toda tu familia.  El Señor dijo… Vengan a mi todos los afligidos y  angustiados y yo les haré descansar y les daré mi paz. No sufras más, Acércate a Dios y recibirás su bendición.  Solo arrepiéntete de todos tus pecados  y vicios, y haz  con fe esta  sencilla oración….

Padre nuestro que estás en los cielos santificado sea tu Nombre,  Señor Dios reconozco  mis pecados, soy pecador,  perdóname, lávame con tu sangre, te entrego mi vida, quiero ir al cielo, ayúdame a cambiar y  ser un buen cristiano. Señor  guíame. Ayúdame a orar  y leer la  Biblia todos los días y obedecer tus sabias enseñanzas. Ayúdame a agradarte. Dame de tu Santo Espíritu de amor…Gracias por perdonarme y recibirme como tu hijo. Gracias por darme tu perdón y  la salvación, te bendigo  Señor. Por siempre te serviré. Amén.

 DIOS  GRACIAS POR DARNOS   PAZ CONSUELO Y ESPERANZA

 te invito a seguir leyendo los  proximos capitulos del relato novelado de la vida de Jesus de Nazarel  que el Señor Dios  te bendiga y te  de paz  pr Misionero  Willy Hamel D.  dejanos tus comentarios nos animan a seguir adelante  sirviendo a Dios

 

{
}
{
}

Comentarios LIBRO LA VIDA DE JESUS DE NAZARET. EL MAESTRO DE GALILEA (CUARTA PARTE,sus enseñanzas) POR WILLY HAMEL D.

Excelente tratado...por no tener discernimiento de la palabra de Dios, cometemos tantos errores en la vida.. definitivamente la guerra no es carnal es espiritual ante todas las vicisitudes que podamos estar confrontando... somos producto de la gran misericordia de Dios y muchos no creen , se creen sabios en sus propios paradigmas......yo no me avergüenzo es decir CREO EN JESUCRISTO HIJO DE DIOS SANTO!!!! POR LOS S.S
Oly Oly 15/06/2014 a las 22:35

Deja tu comentario LIBRO LA VIDA DE JESUS DE NAZARET. EL MAESTRO DE GALILEA (CUARTA PARTE,sus enseñanzas) POR WILLY HAMEL D.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre