Avisar de contenido inadecuado

Jesus Cristo el poderoso sanador

{
}

  Uno de los  aspectos  mas maravillosos y menos enseñados de la Santa Biblia es que Jesús fue a la cruz no solo para  dar su vida  para pagar por  nuestros pecados y  darnos el perdón y la salvación sino que El fue  a la cruz a sufrir  y ser herido para que  seamos sanados de toda enfermedad .


La Biblia dice muy claro que El fue HERIDO PARA QUE NOSOTROS FUERAMOS SANADOS. Vea Isaias  capitulo 53. 

JESUS en la cruz  pagó por nuestros pecados  pero también sufrio  para que seamos  sanados.    DIOS   nos ama profundamente, Jesucristo quiere que todos su hijos sean sanados de toda dolencia y enfermedad por eso  San Pedro escribió a los  cristianos  de su tiempo diciéndoles que  POR SU LLAGA FUISTEIS SANADOS. Vea 1 carta de San Pedro.

Jesús pago un tremendo precio de dolor en la cruz para mostrarnos cuanto nos ama, y para alcanzar el perdón de nuestros pecados y para  que pudiéramos  ser sanados  de TODA ENFERMEDAD Y DOLENCIA. El no quiere ver a ningún cristiano derrotado o enfermo.Si un cristino esta enfermo no podra  serevir alSeñor  como debe hacerlo.No podra orar einterceder con intensidad ni  tampoco adorar o  salir   a  ganar almas  para Cristo.

Jesús dijo que el diablo vino para matar robar destruir (y esto lo hace por medio de las enfermedades), pero también  Jesús dijo Yo he venido para darles vida y vida en abundancia. Vea San Juan capitulo 10.

VIDA E N  ABUNDANCIA  SE REFIERE A SALUD  EN ABUNDANCIA


Solo necesitamos ponernos a cuenta con Dios, acercarnos a El y rogarle que nos sane y nos de  la salud que tanto necesitamos sea para nosotros o algún ser querido. Dios tiene poder para salvar y para sanar. Dios es todopoderoso. El es un Dios hacedor de milagros. La Biblia dice  Cree en el Señor Jesucristo  entrégale tu vida  y seras salvo tu y tu familia.HECHOS CAP 16.

En estos años de servir al Señor Jesucristo aqui en Bolivia    hemos visto miles de personas recibir milagros maravillosos y ser sanadas  de toda  clase de enfermedades. Puedo decirte que no hay nada imposible para Dios.En la iglesia tenemos  a decenas de personas saniadas de cancer  y otras muchas de otrasgraves dolencias y enfermedades.

En ESA CRUZ  JESUS    tomo mi lugar y tomo tu lugar. Para darnos la salvación y la Vida eterna . Hoy nosotros los cristianos deberíamos ser los mas  agradecidos de todos los hombres pues en  realidad  éramos nosotros los que deberíamos  estar colgando  de esa cruz  debido a nuestros pecados,  pero Jesús tomo nuestro lugar  y ofreció su vida  como pago de rescate  por nosotros. San Pedro escribió también diciendo  que fuimos rescatados  no con precio de oro y plata sino con la sangre de Jesús vertida en lacruz. Ese fue el precio de rescate mas caro que se pago  en la historia.  Es por eso que debemos amar a  Jesus y darle gracias y entregarle nuestra vida y corazón  y vivir para el.

Jesús dijo  en mateo cp 11  Vengan a mi todos los sufridos y angustiados y yo les haré descansar y les dare mi paz. Acércate a Jesús por medio de la oración.  Dile ...Señor gracias por amarme y por tomar mi lugar  en esa cruz, para pagar el precio de rescate  por mi vida. Señor perdóname todas mis  ofensas  y mis rebeliones por haber estado viviendo lejos de ti.  Hoy quiero darte mi vida y mi corazón y seguirte a ti.Y ser e l cristiano que tu quieres que yo sea.   ayúdame a dejar todo vicio y toda maldad y a vivir una vida limpia y agradable a ti.Señor limpia mi alma con t u sangre y sáname de toda enfermedad creo que pro tu llagas yo fui sanado gracias Señor. por la fe recibo perdón y sanidad y te bendiga Siempre te  alabare y te bendeciré todos los dias de mi vida.

Ahora tienes que acercarte cada dia a Dios hablar con el y leer su enseñanzas contenidas en laBiblia y los santos Evangelios. Tienes que cultivar una amistad con Jesús, con Dios, separa unos minutos cada dia para hablar con el, para orar   y contarle todos tus penas y alegrías, darle gracias y pedirle su ayuda. lee maravillosos testimonios de milagros  reales  en este mimo blog 

Te invitamos  a nuestras reuniones de oración  y de sanidad  para compartir con nosotros. Deseamos orar por tu vida.Ya nos sigas sufriendo Jesús quiere bendecirte y darte sanidad. Dios te ama y te quiere bendecir. MISION CRISTIANA MONTE SION    UN LUGAR PARA ENCONTRARTE CON DIOS Y  SER BENDECIDO POR EL .  PR WILLY HAMEL   SIERVO DE DIOS  AUTOR  Y  CONSEJERO   LLAMA  TEL 3402882  STACRUZ  BOLIVIA 

AMIGO   LEA HERMOSOS TESTIMONIOS  DE SANIDAD  Y MILAGROS AQUI ENSANTACRUZ  BOLIVIA  TIERRA DE L   AVIVAMIENTO     E N ESTE BLOG PARA EDIFICAR TU FE Y  ANIMARTE  LEA    TESTIMONIO DE FUTBOLISTA KAKA  DE L ACTOR DENZEL WASHINGTON   DEL CANTANTE JUAN LUIS GUERRA Y MUCHOS OTROS   COMPARTELOS CON TUS AMIGOS Y TU FAMILIA     CORTESÍA DE GUERREROS INTERCESORES DE AMERICA. Y DE  LA  MISIÓN CRISTIANA MONTE SION  UN LUGAR PARA ENCONTRARSE CON DIOS  Y SER BENDECIDO POR EL.  STA CRUZ BOLIVIA.

PR WILLY HAMEL  C BIBOSI 7 BARRIO  PETR NORTE. YA NO SIGAS SUFRIENDO  DIOS TE AMA Y TE QUIERE BENDECIR .ELQUIERE DARTE UNA VIDA ABUNDANTE Y VICTORIOSA.REUNIONES DE IMPACTO. MIÉRCOLES 7 PM Y   DOMINGOS HRS 10 AM. LLAMANOS. TEL 3402882   DIOS TIENE UN MILAGRO PARA TU VIDA   PR  OBISPO WILLY HAMEL.  

LEA LAS GRANDES  PROFESIAS DE DIOS  PARA AMERICA Y PARA BOLIVIA  TU VIDA SERA MUY BENDECIDA  ESTAS PROFESIAS  TE ALENTARAN  MAS Y MAS.

ESTE MINISTERIO   ESTACOMPARTIENDO  EL EVANGELIO ESTUDIOS Y ENSEÑANZAS DE FORMA GRATUITA CON MILESDE NIÑOSY JOVENES  VIA INTERNET  FACEBOOK TWITER  EN  TODOS LOS CONTINENTES    POR FAVOR OREN POR NOSOTROS ENVIENNOS SU AYUDA  DIOS LE RECOMPENSARA MUY GRANDEMENTE  

IGLESIA  DEL  AVIVAMIENTO MONTE  SION  STA  CRUZ BOLVIA

{
}
{
}

Comentarios Jesus Cristo el poderoso sanador

JESUS Y JEOVA DIOS SON LOS MAS GRANDES DEL PLANETA
GERARDO GERARDO 17/08/2009 a las 17:54
QUIERO SER SANADO EN MI CUERPO EN ORAZON CEREBRO VIAS URINARIAS RIÑONES PROSTATA
marcelo fabricio pastor sanchez marcelo fabricio pastor sanchez 24/11/2010 a las 16:03
Quiero pedir x sanacion fisica .
William Acevedo William Acevedo 25/01/2011 a las 04:58
Hermanos en Cristo,es un placer de saludarlos en el bendito de nuestro Señor y suplicarles sus oraciones por que encuentro mal de saludmDios les bendiga
Irineo  Sotelo C. Irineo Sotelo C. 15/02/2011 a las 13:37
BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA Y LAS DEMAS COSAS OS SERAN AÑADIDAS.... BENDICIONES.... PARA EL QUE CREE  "TODO"  ES POSIBLE!!!
marianela medina marianela medina 07/03/2011 a las 16:08
Jesucristo sanador...es milagroso, nos escucha,nos sana nos ama...Pido a mi Dios por los meritos de su divina infancia salud para poder  seguirle y ayudar a mi projimo..Amen
Maribel Maribel 08/04/2011 a las 02:13
Quiero pedir sanidad de enfermedad para mi esposa y para mi.  Hago pacto con Dios para servirle junto a mi esposa y necesitamos la sanacion de nuestros cuerpos.
Israel Ivan Israel Ivan 07/06/2011 a las 01:26
ESTAMOS  ORANDO  Y AYUNANDO  CON LOS HERMANOS  DE L CENTRO  E INTERCESORES POR  LAS PETICIONES QUE   NOS DEJAN  AQUI  CONFIEN EN DIOS  EL ES UN PADRE BUENO  Y EL HARA UNAOBRA E NSU VIDA. DIOS NO FALLA NUNCA .A VECES PARECERIA QUE TARDA PERO EL TIENE U N TIEMPO PERFECTO PARA  CADA  COSA. SIGAN ORANDO A DIOS  WILY HAMEL SIERV O DE DIOS
wilyhamel WILLY 08/06/2011 a las 20:17
Dios recibe toda la Honra por cuanto te has glorificado en mi sobrino Salvador, que apesar que esta desde el martes con una fallamultiorganica con riesgo vital, sin nigun pronostico de vida...Mi dios a sido misericordioso y mi sobrino sigue con vida y hoy ha dado su primera señal de mejora. Alabado sea Jehova. Además de pedirle austedes su oración por mi sobrino Salvador.
Nady Nady 14/06/2011 a las 22:22
LA FE EN JESUCRISTO.
Hebreos Capitulo .11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
11:2 Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.
11:3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.
11:4 Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.
La fe es un acto sobrenatural realizado por gracia divina. Es el “acto del asentimiento intelectual a una verdad divina debido al ejercicio de la voluntad, el cual es motivado por la gracia de Dios”
. Y así como la luz de la fe es un regalo concedido sobrenaturalmente sobre el entendimiento, así también esta gracia divina moviendo la voluntad es, como su nombre lo implica, un regalo igualmente sobrenatural y absolutamente gratuito. El regalo no se debe a estudio previo ni puede adquirirse por esfuerzos humanos, pero “pidan y recibirán”.
Porque la virtud es “infundida” y no alcanzable por esfuerzos humanos,
Efesios 4.2:4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,
2:5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),
2:6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
2:7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.
2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
2:9 no por obras, para que nadie se gloríe.
Nuestra situación: Lo primero que necesitamos comprender es que estamos separados de Dios. El abismo que nos separa de Él es ancho y profundo. Heredamos por nacimiento un defecto fatal. Como consecuencia, hemos vivido independientes de Él. La Biblia destaca esta realidad tan desoladora: “Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios”. Si no podemos aceptar el hecho de que el pecado nos separa de Dios, nunca llegaremos espiritualmente al hogar, porque no sentiremos la necesidad de un Salvador.
El remedio de Dios: En segundo lugar, necesitamos tener una comprensión muy clara de quién es Jesús, y qué ha hecho Él por nosotros, para poder poner en Él nuestra fe con toda confianza. Jesús fue quien nos hizo de puente sobre el abismo que nos separaba de Dios. En palabras del apóstol Juan: “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16).
La fe es el lazo que nos une a Cristo. El punto de unión con él. Nuestra adhesión voluntaria a su persona y a su misión histórica libe­radora. Es comprometernos con Cristo y con su causa. Creer en Cristo es esforzarse en seguir sus pisadas. Es fiarse de él; estar seguros de que nunca nos fallará. Creer es esperarlo todo de él. Es no sentir miedo ante el futuro y la muerte, porque sabemos que él siempre estará con nosotros. Creer es sentirse pequeño, pero fuerte en Cristo. Creer es verle hoy presente en todos los hombres, especialmente en los más ne­cesitados y en los más comprometidos. Creer es vivir la hermandad que nos ganó Cristo y luchar para que cada vez seamos más auténtica­mente hermanos. Creer en Jesucristo es amarle en el prójimo, de obras y de verdad. Es comprometerse como él en la liberación de los oprimi­dos.
Jesús no sólo era un buen hombre, un gran maestro o un inspirado profeta. Él vino a la tierra como el Cristo y el Hijo de Dios. Nació de una mujer virgen. Llevó una vida sin pecado. Murió. Fue sepultado. Resucitó al tercer día. Ascendió a los cielos, y allí se convirtió en Señor nuestro.
Justificados, pues, por la fe,
tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes,
y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones,
sabiendo que la tribulación produce paciencia;
y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;
y la esperanza no avergüenza;
porque el amor de Dios
ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
Romanos 5:1-5
La muerte y resurrección de Jesús a favor nuestro satisfizo las exigencias de Dios: una provisión completa para eliminar nuestro pecado. Este Jesús, y sólo Él, reúne las cualidades para ser el remedio de mi pecado y el suyo.
San Pablo nos recuerda siempre estas palabras en su Carta I de Corintios 1: 12
“Quiero decir, que cada uno de vosotros dice, yo soy de Pablo, yo soy de Apolos, yo soy de Cefas, o yo de Cristo. Acaso esta dividido Cristo? Fue crucificado Pablo por vosotros? O fuisteis Bautizados en el nombre de Pablo?”
I Timoteo 2: 5 “Pues hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo hombre”.
Llegamos a una relación personal con el Señor cuando tomamos la mayor decisión de la vida: el punto crítico del que hablamos antes. Esa decisión consiste en creer que Jesús es el Hijo de Dios, el que murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó de entre los muertos, y como consecuencia, recibirlo por Salvador y Señor. Cuando creemos de esta forma, nos convertimos en hijos de Dios. Está prometido expresamente en el evangelio de Juan: “Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios” (Juan 1:12).
De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra,
y cree al que me envió, tiene vida eterna;
y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
Juan 5:24
Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida;
el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.
Juan 11:25-26
Yo, la luz, he venido al mundo,
para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.
Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo;
porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo.
Hay muchos que dicen que su doctrina es Cristo céntrica, entonces deben hacer lo que el Señor Jesucristo realizó, sanar a los enfermos de la Iglesia y comunidad. Esta doctrina es bíblica, tenemos que orar a Dios con fe para que sane nuestras enfermedades.
A continuación analicemos seis aspectos claves de la sanidad divino-humano, ¿Cuáles son estos aspectos? ¿Sana Dios actualmente?
“Tan pronto como salieron de la sinagoga, Jesús fue con Jacobo y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y en seguida se lo dijeron a Jesús. Él se le acercó, la tomó de la mano y la ayudó a levantarse. Entonces se le quitó la fiebre y se puso a servirles. Al atardecer, cuando ya se ponía el sol, la gente le llevó a Jesús todos los enfermos y endemoniados, de manera que la población entera se estaba congregando a la puerta. Jesús sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades. También expulsó a muchos demonios, pero no los dejaba hablar porque sabían quién era él”.
Notemos que el Señor Jesucristo, sanó a la suegra de Pedro, algunos creen para que les cocine, en realidad lo hizo por amor y por voluntad, lo mismo hizo al sanar a todos los enfermos; a los endemoniados les expulsó los demonios.
El Señor sanó sin exhibirse, buscó la Gloria de Dios y servir al prójimo.
Primero, al orar con fe, Dios puede sanar cualquier enfermedad. Lo hizo con la fe de ellos y no necesariamente del enfermo, pruebas, evidencias, por supuesto, las hay en Marcos 2:1-12
Segundo, el Señor sana sin fe. Caso de Malco, cuando Pedro le cortó la oreja el Señor Jesucristo lo sanó inmediatamente, sin fe. Lucas 22:51
Tercero, Dios puede no sanar la enfermedad como pasó con el Apóstol Pablo, oró tres veces y con fe, y el Señor no lo sanó, según 2 Corintios 12:8-9 Para que se manifieste la gracia de Dios.
Cuarto, Dios sana de acuerdo a su voluntad. Tenemos el caso del Rey Exequias, cuando el profeta Isaías le dio la noticia que iba a morir, este Rey clamó enseguida a Dios, le rogó, le lloró, y el Señor le prolongó por su soberana voluntad 15 años más de vida. Lea 2 Reyes 20:1-11
Quinto, en el pasaje que acabamos de citar, notamos que el profeta Isaías sana al Rey Ezequías, por la voluntad soberana de Dios y por medio de la medicina, en este caso, lo sanó con una masa de higos: “Entonces Isaías dijo: “Preparen una pasta de higos.” Así lo hicieron; luego se la aplicaron al rey en la llaga, y se recuperó”. 2 Reyes 20:7
Leemos en Santiago 4:16 “Llame a los Ancianos de la Iglesia…” Este texto es para un gran sermón, y por el espacio corto, lo resumo, así. Primero, aquí el enfermo es quien invita, llama a los Ancianos, Pastores o la persona madura en la fe, que lidera. Siempre es clave que oren los hermanos consagrados, en buena relación con Dios.
Segundo, “oren por él, ungiéndole con aceite”. Note oren por él, o ella, y con aceite, pero no es el aceite el que sana, sino el Señor, el aceite es un símbolo, y no debemos andar ungiendo a la gente que viene al frente al altar, o en la casa, o peor ungir las cosas. No es bíblico.
Tercero, “la oración de fe salvará al enfermo”. La oración de los que oran, y no del enfermo,
El don de sanidad esta sujeto a la voluntad de Dios, puede ser usado si acredita el caso. Debido a las posturas “evangélicas”, esta sujeto el uso del don de sanidad, que es un medio para que edifique la Iglesia y glorifique el Señor de la Iglesia.
• Practique en la Iglesia el orar por los enfermos y enseñe que Dios obra para bien nuestro sea o no sanada la persona y que no debemos descuidar nuestro cuerpo, que es “templo del Espíritu”, según 1 Corintios 6:19
Creemos en la sanidad, sobre toda integral en cuerpo, alma y espíritu; por consiguiente cualquiera que sea nuestro estado de salud, debemos tener una actitud humilde y de agradecimiento al Señor por darnos la salud apropiada.
Jesús, con su natural inclinación por hacer el bien, El que es todo compasión y bondad, lleno de amor por los hombres empezó a recorrer toda la Galilea; enseñaba en las sinagogas de los judíos, proclamaba la Buena Nueva del Reino y curaba en el pueblo todas las dolencias y enfermedades. Su fama se extendió por toda Siria. La gente le traía todos sus enfermos y cuantos estaban aquejados por algún mal: endemoniados, lunáticos y paralíticos, y El los sanaba a todos. (Mt 4:23-24)
Del mismo modo en otra ocasión se le acercó un hombre enfermo de lepra, se arrodilló delante de El y le dijo: «Señor, si tú quieres, puedes limpiarme». Jesús extendió la mano, lo tocó y le dijo: «Quiero; queda limpio». Al momento quedó limpio de la lepra. (Mt 8:2-3)
Así también en otra oportunidad al entrar Jesús en Cafarnaún, se le acercó un capitán de la guardia, suplicándole: «Señor, mi muchacho está en cama, totalmente paralizado, y sufre terriblemente». Jesús le dijo: «Yo iré a sanarlo». Luego Jesús dijo al capitán: «Vete a casa, hágase todo como has creído». Y en ese mismo momento el muchacho quedó sanó.
De cualquier modo los enfermos buscaban acercarse a Jesus, le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!» Jesús en esa ocasión dijo: ¿Qué es más fácil decir: “Quedan perdonados tus pecados”, o “Levántate y anda”? Sepan, pues, que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados». Entonces dijo al paralítico: «Levántate, toma tu camilla y vete a casa». Y el paralítico se levantó y se fue a su casa. La gente, al ver esto, quedó muy impresionada, y alabó a Dios por haber dado tal poder a los hombres. (Mt 9:2, 5-8)
Mientras Jesús hablaba, llegó un jefe de los judíos, se postró delante de él y le dijo: «Mi hija acaba de morir, pero ven, pon tu mano sobre ella, y vivirá». Jesús se levantó y lo siguió junto con sus discípulos. Mientras iba de camino, una mujer que desde hacía doce años padecía hemorragias, se acercó por detrás y tocó el fleco de su manto. Pues ella pensaba: «Con sólo tocar su manto, me salvaré». Jesús se dio vuelta y, al verla, le dijo: «Animo, hija; tu fe te ha salvado». Y desde aquel momento, la mujer quedó sana. Al llegar Jesús a la casa del jefe, vio a los flautistas y el alboroto de la gente. Entonces les dijo:
«Váyanse, la niña no ha muerto sino que está dormida». Ellos se burlaban de él. Después que echaron a toda la gente, Jesús entró, tomó a la niña por la mano, y la niña se levantó y quedo sana (M 9: 18-25)
Era tan impresionante la presencia del Señor, que en una oportunidad al retirarse Jesús de allí, lo siguieron dos ciegos que gritaban: « ¡Hijo de David, ten compasión de nosotros!» Cuando Jesús estuvo en casa, los ciegos se le acercaron, y Jesús les preguntó: « ¿Creen que puedo hacer esto?» Contestaron: «Sí, Señor». Entonces Jesús les tocó los ojos, diciendo: «Hágase así, tal como han creído». Y sus ojos vieron. (Mt 9:27 30)
Apenas se fueron los ciegos, le trajeron a uno que tenía un demonio y no podía hablar. Jesús echó al demonio, y el mudo empezó a hablar. La gente quedó maravillada y todos decían: «Jamás se ha visto cosa igual en Israel». Jesús recorría todas las ciudades y pueblos; enseñaba en sus sinagogas, proclamaba la Buena Nueva del Reino y curaba todas las dolencias y enfermedades. (Mt 9:32-35)
Las gentes ansiaban estar con Jesús, buscaban su ayuda, y una gran multitud se le acercó. Llevaban cojos, ciegos, mancos, mudos, y otros muchos enfermos, que pusieron a los pies de Jesús y El los sanó y curó. De modo que la gente estaba asombrada viendo a los mudos hablar, a los mancos hechos completos, los cojos andar, y a los ciegos ver. Y reconocieron y adoraban y glorificaban y dieron gracias al Dios de Israel. Mt 15:30-31
Cuando llegaron al gentío, vino a El un hombre que se arrodilló delante de El diciendo: “Señor, ten misericordia de mi hijo, que le dan ataques, pues era epiléptico y el sufre terriblemente; muchas veces cae en el fuego o en el agua”… Y entonces Jesús reprendió al demonio y lo hizo salir del muchacho. Y el muchacho quedó curado y sanado al instante. Mt 17:14, 15,18
En otra ocasión, Jesús entró en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano atrofiada, o sea, seca. Seguramente por el resultado de un accidente o enfermedad y los fariseos espiaban a Jesús para ver si le curaría en el día de sábado. Ellos estaban buscando un pretexto para acusar a Jesús. Y Jesús le dijo al hombre de la mano tullida:”Levántate y ponte enfrente de todos.” Entonces Jesús les preguntó: “,Que es lo que está permitido en día de sábado, hacer el bien o hacer el mal; salvar una vida o quitarla?” Pero ellos permanecían callados. Y El, pasando su mirada con enojo sobre ellos, profundamente apenado por la dureza de sus corazones, dijo al hombre:”Estira la mano”; él la estiró y la mano le quedó completamente restaurada. (Mc 3:1-5)
Cierto día, ya por la tarde, al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversos males se los llevaban a Jesús y él los sanaba imponiéndoles las manos a cada uno. También salieron demonios de varias personas; ellos gritaban: «Tú eres el Hijo de Dios», pero él no les permitía decir que él era el Mesías, porque lo sabían. (Lc 4:40-41) Jesús bajó con ellos y se detuvo en un lugar llano. Había allí un grupo impresionante de discípulos suyos y una cantidad de gente procedente de toda Judea y de Jerusalén, y también de la costa de Tiro y de Sidón. Habían venido para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades; también los atormentados por espíritus malos recibían curación. Por eso cada cual trataba de tocarlo, porque de él salía una fuerza que los sanaba a todos. (Lc 6:17-19) Jesús se dirigió poco después a un pueblo llamado Naím, y con él iban sus discípulos y un buen número de personas. Cuando llegó a la puerta del pueblo, sacaban a enterrar a un muerto: era el hijo único de su madre, que era viuda, y mucha gente del pueblo la acompañaba. Al verla, el Señor se compadeció de ella y le dijo: «No llores». Después se acercó y tocó el féretro. Los que lo llevaban se detuvieron. Dijo Jesús entonces: «Joven, yo te lo mando, levántate». Se incorporó el muerto inmediatamente y se puso a hablar. Y Jesús se lo entregó a su madre. (Lc 7:11-15)
Queridos amigos y hermanos, es innegable, Dios tiene el poder de curar a los enfermos y lo puede hacer a través de sus hijos, nosotros mismos, con nuestra oración. Cuando un amigo nuestro, un familiar este enfermo, oremos por él y con él. Los milagros del Señor son sorprendentes, solo se necesita amor y fe. En efecto, por amor a nuestros hermanos y al Señor, con mucha esperanza y confianza dirijamos nuestras plegarias por aquellos que necesitan curarse de algún mal, y si nos flaquean las fuerzas por que dudamos, pidamos al Señor, que nos de más fe y que nos conceda un espíritu de confianza.
Los apóstoles de Cristo sanaban con una palabra o un toque sin teatralización ni ambiente especial (Mateo 8:6-8,13; Marcos 5:25-34; Hechos 9:32-35, 28:8).
El capítulo 3 de Hechos ilustra claramente cómo el don de sanidad ayudó a los apóstoles a proclamar su mensaje. Dice la Escritura que “Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo. Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda” (Hch. 3:1-6).
La noticia se propagó de inmediato y pronto se congregó una multitud. Todos conocían al hombre cojo que había pedido limosnas en la puerta del templo por años. Pedro aprovechó la oportunidad y se dirigió a la multitud, diciéndoles: “Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste? El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad… Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros” (Hch. 3:12, 13, 16).
Los apóstoles hicieron muchas señales y prodigios y eran tenidos en alta estima: “Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón. De los demás, ninguno se atrevía a juntarse con ellos; mas el pueblo los alababa grandemente. Y los que creían en el Señor aumentaban más, gran número así de hombres como de mujeres; tanto que sacaban los enfermos a las calles, y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Y aun de las ciudades vecinas muchos venían a Jerusalén, trayendo enfermos y atormentados de espíritus inmundos; y todos eran sanados” (Hch. 5:12-16).
Dice el registro sagrado que luego que Pablo sanó al padre de Publio, “Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y eran sanados” (Hch. 28:9).
El don de sanidad fue una de las señales milagrosas otorgadas por Dios para ayudar a los apóstoles a confirmar la autoridad del mensaje del evangelio en los primeros años de la Iglesia. Una vez se completó la Palabra de Dios, las señales cesaron. Ya no eran necesarios los milagros. Los apóstoles los usaron como una señal poderosa para convencer a las personas de la validez del mensaje del evangelio.
Los apóstoles y otros discípulos de Cristo en el primer siglo del cristianismo hicieron sus milagros para probar su inspiración y para confirmar el mensaje que predicaban. “Y ellos (los apóstoles), saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían” (Marcos 16:20). “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” (Hebreos 2:3-4).
ABEL REYES TELLEZ
PRESIDENTE NACIONAL
PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE.PSC.
TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO.
EMAIL.PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM
ABEL REYES TELLEZ ABEL REYES TELLEZ 06/09/2011 a las 07:20
SOY  JUAN Y TENGO FUERTES DOLENCIAS A MIS PIERNAS, IGUAL QUE MIS HERMANAS PIDO A DIOS SANIDAD Y MISERICORDIA
juan juan 06/12/2011 a las 17:23
sres es maravillosa la experiencia de estar con dios , e sentido su presencia y es un gozo maravilloso ,quiero pedir por la sancion de mi cuerpo y esposa
yran yran 05/02/2012 a las 16:49
Buenas tardes, por mi parte no he sido el mejor ser humano del mundo. Pero si creo en Dios y que cada paso quedamos el lo ve y nos reprende de alguna forma, hace mas de un año yo estaba completamente sana y creia que el mundo era mio. Hoy tengo una enfermedad y se que no hay mas responsables que yo misma, todas las noches rezo y pido por todos en este universo, y por mi. Y saben siento que me escucha y hace grandes avances. Si quiero un milagro me quiero sanar por completo y quiero conocer el verdadero amor el lo sabe por eso tengo fe mucha fe que Dios me curara. Amen
Yenni Yenni 26/04/2012 a las 19:46
DIOS LOS BEDIGA HERMANOS:
Desde donde estan pido que intercedan por mi ya que yo tengo problemas de colitis ulcerica y ademas problemas de trabajo ya que nuestro nuevo jefe quiere despedir gente, yo lo pido mucho en oracion a Dios que me cure para poder seguir trabajando para mi familia y que me diga como puedo servirle a él ustedes hermano creo que oran por personas como y quisiera que lo hicieran ya que estan mas cerca de Dios que mi.
Dios derrame muchas bendiciones sobre ustedes.
AMEN
René Batres René Batres 26/04/2012 a las 22:41
mi hijo cayó de un tercer piso y tuvo fracturas en tobillos, brazos y L4 de la columna la cual tambián se desvió hace diez meses, por kla Gracia de Dios y nuestro Amado Gran Sanador, Jesucristo, las operaciones que debía hacerse en brazos y pies, no se hicieron, sin embargo quedó un pie algo defectuoso, se le hizo unas terapias y mi hijo ya camina, gracias a Dios y a Jesús, camina algo defectuoso hacia los lados, no me canso de dar gracias, pero todavía hay que hacer la operación de columna ya que L4 está presionando a L5 , la fractura es en cuña y solo queda un huequito de espacio entre las vértebras ya que perdió 90% de espacio, como sé que para Jesús no hay nada imposible, quiero que se ore por esa sanación ya que mi hijo quiere proseguir los estudios, la operación no se ha podido dar por diversas causas. la última es que le falta un donante y no voy a mentir, yo en el fondo de mí no quiero le operen po miedo, en el hospital donde le van ha hacer hay muchos contaminados por bacterias y además como madre deseo evitar todas las consecuencias de la herida, puntos, el estar de nuevo en el hospital, la convalecesncia.

    Le pido perdón a Dios porque en el fondo es poca fe. pido por más y más fe para entregarle al señor ese hijo que nio es más mio que de El, ya que es quien lo colocó en mi vientre y el es quien tiene toda autoridad y poder sobre mi hijo, ayudenme en oración por favor para que Mi Señor Jesús Tome ya el control de todo y yo suelte de una cez el temor. GRACIAS DIOS LES BENDIGA
María De Lourdes María De Lourdes 23/06/2012 a las 15:14
Hola a todos mi nombre es oscar andara soy de Venezuela de la ciudad de maracaibo estado zulia, actualmente estoy pasando una situacion muy dificil con una persona a la que amao con todas las fuerzas de mi alma y de mi corazon a una mujer a la que le entregue mi vida y mi amor incondicional, dandole respeto a ella y asus hijos, atenciones, cariño, compañia y amor, debido aque por algunas diferencias de mi caracter donde aveces sucedia que yo caia en celos, mal humor, desconfianza de mi parte tratando de cuidar nuestra relacion, quizas tambien absorverla en ciertas cosas, ella tomo la decision de dejarme, actualmente no quiere quela llame por telefono, que le escriba o que la busque, hace una semana fui a sucasa, me baje le toque la puerta y ventana como no salia crei que no estaba, y espere en mi auto aver si llegaba cosa que nunca sucedio, simplemente porque cuando fui a su departamento y toque para ver si salia a conversar conmigo se econdio, segun sus hijos y una amiga, se asusto creia que yo iba fomentar un problema mayor cosa que no era asi, yo no soy un hombre violento ni nada que se le parezca, la situacion es que incluso ella sus hijos y su amiga me amenazaron con denunciarme a la policia por acoso, yo no entiendo porque la situacion se volvio tan grave, si yo de forma inocente lo unico que queria era conversar y salvar nuestro amor de 5 años, estoy muy triste dolido, mi corazon esta en pedazos, yo daria lo que sea porque nuestro señor le demostrara a ella el amor que yo siento, nunca me porte mal con ella le di todo mi corazon y todo mi amor, las personas que conocen la situacion me dicen que me olvide de ella queriendo matar en mi mi poca fe, estoy desesperado y no se que hacer, quizas ella ya perdio el amor que sentia por mi, pero si es asi no entiendo el porque, si hasta hace unos dias de que ella terminara conmigo me decia que me amaba, en verdad desde que me levanto hasta que me acuesto es pidiendole a nuestro dios que me de la dicha y la gracia de que vuelva a mi lado, yo ni nadie humanamente podemos hacer nada, porque simplemente ella le pidio a las amistades que no le hablaran nada de mi y que si la llamaba o le escribia otra vez a ella o a sus amistades me denunciaria, porque supuestamente vio en mi una actitud de persecucion igual que su exesposo, cosa que no es asi yo no la e vuelto a molestar para nada, solo se que la amo y que quiesiera que ella vea que soy un buen hombre que solo vivo para de ella, y que quiero darle un hogar digno de amor, dedicacion, paz y felecidad, porfavor todas aquellas personas que lean esto oren mucho por nuestra reconciliacion para que dios entre en su mente en su alma y en su corazo. mi nombre es Oscar Andara y ella se llama Marisve Angulo. Muchas Gracias.
oscar andara oscar andara 24/06/2012 a las 18:37
Hola
Soy Juan Luis Chileno, y envio un abrazo a ustedes, pidiendo por la salud de mis hermanas, padre y yo , sufrimos fuertes dolencias en nuestras piernas y columna, vengo a que intercedan por medio de la Oraciòn por que sè que Dios es un Dios de milagro GRACIAS
Juan Luis Juan Luis 30/07/2012 a las 03:33
Hermano Willy agradeceré sus oraciones por mi madre a quien han diagnosticado con leucemia, sabemos que tenemos un Dios sobrenatural capaz de anular todo diagnistico y todo pronostico, pido de sus oraciones anuestro Pdre Celestial por la sanación de Gloria Aguilar. Amen.

Que Dios le bendiga! 
AISA AISA 01/10/2012 a las 22:37
Necesito urgente oración por mi esposa. es paciente oncológica y está postrada en cama ortopédica. Está inválida por la enfermedad, con dolores de huesos, en espalda y costillas. Lo peor es que está flaqueando en la fé. Se está desanimando ya que hace casi tres meses que estamos en oración pidiendolé al Señor el milagro de la sanidad divina sobre su cuerpo y organismo todo y no vemos aún ninguna señal de ello. Creemos que nuestro Señor tine algún pla pero al no saber cual y perseguida por los dolores sin ver una mejoría que le haga mantener viva la fé y la esperanza ayer comenzó a decaer. Tengo miedo ya que su fé en nuestro Señor hasta ayer la mantubo luchando y creo que si el desánimo la invade, bajaría los brazos y se me viene abajo.
Seguimos esperando que Jesucristo le diga: "Levantate y anda" pero aún no lo hemos escuchado.
Oscar A. MOLINA Oscar A. MOLINA 26/10/2012 a las 05:53
Cristo es la única respuesta a nuestros problemas es Quien dio su vida por mí, Él levó mis enfermedades y todas mis dolencias y por sus llagas fuimos sanados. Isaias 53:4 y 5 Por mí y todo el mundo.Solo CREE e INVÍTALO a tu CORAZÓN y Él hará.
Amanda Amanda 11/12/2012 a las 05:32
HERMANOS DIOS LES BENDIGA, POR FAVOR PIDO ORACIÒN A FAVOR LA HNA. MARTHA MONGE DE ECUADOR, PARA QUE SALGA BIEN EN LA OPERACIÒN, DE LAS CERVICALES Y DE LA EXTIRPACIÒN DE UN TUMOR, Y POR SU PRONTA RECUPERACIÒN PARA LA GLORIA DE DIOS.
GRACIAS QUERIDOS HERMANOS POR SUS ORACIONES DE INTERSECCIÒN. QUE EL SEÑOR LES BENDIGA.. AMÈN.
Mercedes Mercedes 11/12/2012 a las 16:09
Mi amada esposa se llama Patricia... nuevamente amigos y hermanos en la fe ... pedimos por su sanidad total par la gloria de nuestro señor, ella tiene cancer al higado y huesitos... solo Dios puede obrar con un milagro... pero ssu oraciones amigos son muy importante... bendiciones su esposo Hector
Hector Luis Muñoz Navaro Hector Luis Muñoz Navaro 10/02/2013 a las 14:49
Elevo mis oraciones de corazón, para que nuestro Señor Jesucristo y Dios Padre escuchen nuestras plegarias por todas y cada una de las personas que necesitan sanidad, intercedo por todos mis hermanos en enfermedad para que el espiritu de sanidad repose sobre cada uno de ellos, y aunmente mi FE, para entregar mas mi vida a su servicio.,., TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE.
Miriam Miriam 16/05/2013 a las 17:50

Deja tu comentario Jesus Cristo el poderoso sanador

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre