Avisar de contenido inadecuado

GRANDES HEROES DE LA FE ..BIOGRAFIA DEL MISIONERO DAVID LIVINGSTONE E N AFRICA

{
}

BIO. DEL MISIONERO DAVID LIVINGSTONE E N AFRICA David Livingstone

Africa ha sido y es un paraíso para las misiones de evangelización religiosa. Misioneros cristianos de todo tipo han sucumbido a la llamada de un continente que plantea retos casi imposibles y esconde secretos como el de nuestro propio origen.

El misionero más famoso fue quizás más reconocido como explorador. Livingstone es un nombre que se encuentra una y otra vez dando nombre a ciudades, pueblos y calles en la rutas que siguió este hombre tozudo de fe inquebrantable. David Livingstone (1813-1873), médico y misionero escocés, considerado como uno de los más importantes exploradores de África.


BIOGRAFIA EXTENDIDA

Nació el 19 de marzo de 1813, en Blantyre, Escocia. En 1823 empezó a trabajar en una fábrica textil. Más tarde, mientras estudiaba medicina en Glasgow, asistió también a clases de teología. En 1838, ofreció sus servicios a la Sociedad Misionera de Londres, y cuando terminó sus estudios de medicina en 1840, se ordenó y partió para su primer servicio como misionero médico a África del Sur. En 1841 llegó a Kuruman, una colonia en Bechuanalandia (en la actual Botsuana) que había sido fundada por el misionero escocés Robert Moffat. Livingstone empezó a trabajar con la población de Bechuanalandia, y desde allí pretendía continuar avanzando hacia el norte, para seguir evangelizando...a pesar de la declarada hostilidad que ejercían los bóers, colonos de raza blanca, principalmente de ascendencia holandesa. Contrajo matrimonio con Mary Moffat, hija de Robert Moffat, en 1845, y empezaron a trabajar juntos, adentrándose en regiones donde ningún europeo había llegado antes que ellos. En 1849 cruzó el desierto de Kalahari y descubrió el lago Ngami. En 1851, en compañía de su mujer y sus hijos, descubrió el río Zambeze.

En otra de sus expediciones (1852-1856), cuando buscaba una ruta para cruzar desde la costa este hasta la oeste, viajó hacia el norte desde Ciudad de El Cabo hasta el río Zambeze, y después hacia el oeste hasta Luanda, en la costa atlántica. Cuando hacía el viaje de vuelta al Zambeze, Livingstone siguió su cauce hasta la desembocadura en el océano Índico, lo que le permitió descubrir las cataratas Victoria (1855). Las exploraciones de Livingstone sirvieron para hacer una revisión de los mapas existentes en aquel tiempo. Cuando regresó al Reino Unido en 1856 fue recibido como un gran explorador, y además, gracias a su libro Misiones e investigaciones en el sur de África (1857) se hizo famoso.

En 1858 abandonó la compañía misionera y el gobierno británico le nombró cónsul en Quelimane (actual Mozambique), en la costa este de África, y jefe de una expedición de exploración por la región central y oriental de África.

Cuando volvió al continente africano en 1858, se dirigió con la expedición a la cabecera del río Shire, un tributario del Zambeze, y descubrió el lago Nyasa (denominado en la actualidad lago Malawi). En 1859 exploró el río Rovuma y descubrió el lago Chilwa. Cuando exploraba las tierras que rodean el lago Nyasa, Livingstone empezó a tomar conciencia de las terribles consecuencias que estaban padeciendo los indígenas africanos por el tráfico de esclavos al que eran sometidos por parte de árabes y portugueses.

En 1865, durante una de sus visitas a Inglaterra, escribió Relato de una expedición al Zambeze y sus afluentes, que era una condena del comercio de esclavos y un estudio de las posibilidades comerciales de la región (que actualmente ocupa la mayor parte de Malawi y Mozambique). En 1866, gracias principalmente a la financiación desinteresada de amigos y admiradores, Livingstone dirigió una expedición que pretendía descubrir las fuentes del río Nilo y explorar la línea divisoria de las aguas de África central. Después, siguió el cauce del río Rovuma, descubrió los lagos Moero y Bangweulu, y llegó al lago Tanganica en 1869.

Durante el tiempo que duró la expedición se tuvieron muy pocas noticias de Livingstone, lo que provocó una situación de preocupación internacional por la suerte que hubiera podido correr el explorador. Mientras tanto, en 1870, Livingstone emprendía viaje desde Ujiji, en el lago Tanganica, hacia las tierras situadas al oeste del lago, y se convirtió en el primer europeo que llegó al río Lualaba, en la actual República Democrática del Congo. Después de haber sufrido grandes penalidades, regresó a Ujiji, donde se encontró con una partida de rescate que dirigía Henry Morton Stanley, un periodista angloamericano, de quien se cuenta la anécdota que saludó al explorador con el famoso comentario: "el doctor Livingstone, supongo". Después, los dos exploraron juntos las tierras del norte del lago Tanganica. Livingstone, esta vez en solitario, continuó su búsqueda del nacimiento del Nilo.

Falleció en Chitambo (en lo que actualmente es Zambia), seguramente el 30 de abril de 1873, y su cuerpo fue encontrado el día 1 de mayo. Sus sirvientes enterraron su corazón bajo el árbol en que había fallecido y trasladaron su cuerpo a Zanzíbar, en la costa este africana. En abril de 1874, sus restos fueron definitivamente enterrados en la abadía de Westminster.

Livingstone es considerado en la actualidad uno de los más importantes exploradores de África y uno de los pioneros en lucha contra la abolición del comercio de esclavos.

BIOGRAFIA EXTENDIDA.... No es frecuente encontrar a un explorador que tuviese el carácter y virtudes que poseía el Dr. David Livingstone. Muchos exploradores alcanzaron logros notables en su trabajo, pero tristemente muchos de ellos no tenían un carácter heroico en sus vidas diarias. Livingstone, en cambio, además de sus grandes logros era un cristiano y lo vivió en cada una de sus actividades. Él veía como el propósito principal de su vida el ser un evangelista y compartía el evangelio dondequiera que iba.

Nació el 19 de marzo de 1813 en Blantyre, Escocia. David Livingstone fue criado en un hogar piadoso. Su vida relajada de niño fue acortada cuando a la tierna edad de diez años ingresó a trabajar en una fábrica. Pasó largos días de trabajo esclavizante laborando desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche. Muchas veces se llevaba un libro para leer algunas oraciones cuando el tiempo lo permitía. 

A la edad de diecinueve años se inscribió en la Universidad de Glasgow con el propósito de convertirse en doctor, mientras que en su interior sentía que Dios le estaba llamando para el trabajo misionero. Solicitó apoyo a la Sociedad Misionera de Londres y, después de graduarse en 1840, se preparó para ir a China, pero la Guerra del Opio lo impidió. Entonces Dios abrió la puerta para África y David de buena gana fue. Los primeros años en África el Dr. Livingstone los paso instruyéndose en la cultura. Vivió entre los nativos y aprendió mucho acerca de su forma de vida. Llegó a considerar esa región tan diversa del sur de África como una tierra fascinante. También mostró interés en los animales africanos y tuvo un encuentro casi trágico con un león feroz. El león había estado causando disturbios entre las tribus así que Livingstone se unió a un grupo de hombres que salieron a cazarlo. Mientras iban de caza, el león súbitamente apareció. David descargó los dos cañones de su arma pero el animal alcanzó a echársele encima y morderlo sobre su hombro izquierdo. Su hombro y brazo resultaron seriamente dañados. Fue llevado a la casa del Dr. Roberto Moffat y ahí fue atendido hasta recuperar su salud por María, la hija del Dr. Moffat. Una relación especial comenzó a desarrollarse entre David y María; se casaron en 1844.


Sus primeros años en África fueron muy iluminadores pero todavía no comenzaba su obra inolvidable. ¿Por qué se convirtió el Dr. Livingstone en un explorador? Porque él quería compartir las Buenas Nuevas con pueblos que nunca las habían escuchado. Su primera experiencia como explorador la tuvo cuando viajó hacia el norte saliendo desde su estación en Kuruman y atravesó el desierto Kalahari con sus inmensas llanuras y praderas. Este viaje lo volvió a hacer en 1849. En agosto de ese año Livingstone llegó al Lago Ngami, convirtiéndose en el primer hombre blanco en llegar hasta ese lago. El haber encontrado el lago Ngami fue un descubrimiento importante. Al continuar la expedición, Livingstone contrajo la malaria. A lo largo de su vida Livingstone sufrió de diversas enfermedades pero nunca permitió que las enfermedades lo detuvieran. Él seguía avanzando con la valiente perseverancia de un verdadero creyente y la determinación de un explorador. hizo cosas tan notables como explorador, que es fácil olvidar que también fue un evangelista. A diferencia de los demás blancos él vivía entre los negros, de esta manera participaba de sus vidas de una manera muy especial. Ciertamente su misión más importante era compartir la palabra de Dios. Él vivía lo que predicaba. También demostró su genuina preocupación por los africanos al oponerse abiertamente a la esclavitud. Todavía a mediados del siglo diecinueve la práctica cruel e inhumana de la esclavitud era una fuerza importante en el África. El Dr. Livingstone odiada la esclavitud. Por lo menos en una ocasión ahuyentó a los tratantes de esclavos y liberó a los que llevaban presos. Tristemente muchos de los caminos que él trazó en sus exploraciones fueron también usados por los mercaderes de esclavos. Nada causaba más aflicción al Dr. Livingstone que el saber que las rutas que estaba abriendo hacia el interior del África estaban siendo usadas para la explotación de los nativos. Durante los años 1852-1853, el Dr. Livingstone encabezó otra expedición. Después de viajar por el desierto de Kalahari, llegó hasta el Río Chobe cuyas riberas estaban rodeadas por bosques densos. Al remar río abajo en canoas, él y sus hombres encontraron distintas clases de serpientes acuáticas. Finalmente llegaron a Linyanti, una aldea de la tribu Makolol.

Livingstone esperaba encontrar una ubicación adecuada para una estación misionera, pero cuando enfermó de malaria decidió que ese lugar no era salubre así que continuaron su viaje. En sus propias palabras explicó lo que intentaba hacer enseguida, "He de abrir un sendero hacia el interior o pereceré en el intento, nunca he tenido la más pequeña sombra de duda de que la acción que estoy tomando es la apropiada." Partiendo de Linyanti el 11 de noviembre de 1853, siguieron una ruta rumbo al noroeste. Llegaron a la ciudad costera de Luanda el 3 de mayo de 1854. En solamente seis meses y medio el grupo de exploradores había recorrido 1,400 millas. A pesar de las muchas insistencias de que debería de tomar un buque para ir a descansar a Inglaterra, el Dr. Livingstone inició el viaje de regreso por tierra porque había prometido a los hombres que le acompañaron desde Luanda que los llevaría de vuelta a casa. Al cumplir con su promesa salvó la vida, pues tristemente el buque que pudo haber tomado rumbo a Inglaterra se hundió en el Océano Atlántico pereciendo todos sus tripulantes excepto uno. Dios lo estaba cuidando. Mientras atravesaba el territorio de la tribu hostil de los Chiboque, Livingstone enfermó de fiebre reumática, pero con la ayuda del Señor logro perseverar. Al vadear el Río Lotembwa hizo uno de sus más célebres descubrimientos. Según sus bitácoras descubrió la división que separa a los ríos que fluyen hacía el norte de los ríos que fluyen hacia el sur. Enseguida viajo hacia el Este, eventualmente cruzando los países que hoy en día son: Zimbabwe, Zambia y Mozambique. Le habían llegado rumores de una gran catarata y Livingstone se propuso encontrarla. Lo que descubrió fue una catarata impresionante de 1,645 metros de ancho y con una caída de 128 metros. ¡Era un espectáculo majestuoso! El nombre que los nativos daban a las cataratas era el humo que truena, pero Livingstone las llamó las Cataratas Victoria en honor de la Reina de Inglaterra. Cuando Livingstone llegó a la ciudad de Quelimane en la costa este de África, zarpó para Inglaterra para disfrutar de un muy merecido descanso después de todos sus viajes. La última expedición del Dr. Livingstone comenzó en 1865 cuando zarpó de Inglaterra. La fuente del Río Nilo siempre le había fascinado, así que se propuso encontrarla. Puesto que los nativos decían que fluía de un gran lago en África central, Livingstone viajó extensamente por Zaire, Zambia y Tanzania. Los días se convirtieron en meses y los meses en años, y el mundo exterior comenzó a preguntarse si Livingstone todavía estuviese vivo. Al periodista Henry M. Stanley se le dio la comisión de encontrar a Livingstone. Durante dos años Stanley anduvo buscando al misionero-explorador perdido. Finalmente el 28 de octubre de 1871, Stanley encontró a Livingstone en la ribera del Lago Tanganica. Lo saludo con las ahora famosas palabras: "¿El Dr. Livingstone, supongo?" Aunque Livingstone continuó explorando no tuvo muchos años más de vida.


Murió el 4 de mayo de 1873. Sus amigos que lo acompañaron y que le amaban enterraron su corazón en África, embalsamaron su cuerpo y llevaron sus restos a la costa donde fueron embarcados rumbo a Inglaterra. El cuerpo de Livingstone fue sepultado en la Abadía de Westminster. Su último viaje había terminado. El Dr. Livingstone fue un hombre heroico. Al pensar en los hombres que exploraron el África, el Dr. Livingstone invariablemente viene a nuestra mente.


Durante su vida viajó más de 46,670 kilómetros y todavía más significativo es que él abrió más de un millón de millas cuadradas para el resto del mundo. Su insistencia por descubrir lo desconocido abrió muchas sendas hacia el interior del continente, las cuales fueron utilizadas por misioneros. Aunque no encontró la fuente del Río Nilo, su contribución al conocimiento de la geografía de África fue asombroso. También tuvo importantes logros como misionero. Fue un asombroso explorador y un excelente evangelista.


{
}
{
}

Comentarios GRANDES HEROES DE LA FE ..BIOGRAFIA DEL MISIONERO DAVID LIVINGSTONE E N AFRICA

Es edificante conocer acerca de estos grandes obreros de de DIOS Gracias por tan interesantes obras ojala pueda tenerlas al alcance y así aprobecharlas.Gracias bendiciones
luis Alberto Chaparro luis Alberto Chaparro 03/05/2014 a las 06:19
A Que hombres aquellos!!!
el Señor nos de la dicha de ser como uno de ellos, con un Corazon misionero!!
Alex Alex 23/11/2018 a las 15:19

Deja tu comentario GRANDES HEROES DE LA FE ..BIOGRAFIA DEL MISIONERO DAVID LIVINGSTONE E N AFRICA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre