Avisar de contenido inadecuado

Dios con nosotros en tiempos dificiles

{
}

DIOS CON NOSOTROS EN TIEMPOS DIFICILEs   No temas hijo mio  porque yo estoy contigo,  no temas porque yo soy tu Dios  que te  doy fuerzas, siempre te ayudare y siempre te sostendré con mi mano poderosa. Isaias 41.10 vea todo el capitulo. Cuando damos a Dios el lugar que le corresponde en nuestras vidas su presencia nos sostiene y nos  fortalece.

  Todas las  cosas ayudan a bien de los que aman a Dios. 

La Biblia tiene un mensaje de aliento  para cada situación. Aunque los detalles de nuestras circunstancias personales difieran de los descritos en la Biblia, la Palabra de Dios sigue siendo válida para todos.   No hay mejor consuelo  que el  que nos dan las sagradas escrituras. El consuelo de Dios, el Gran consolador  es mejor  que el consuelo de los hombres. lo he comprobado miles de veces. Si estas pasando momentos de temor aflicción  busca a Dios, busca a Jesús  y el te dara  su paz, fortaleza y consuelo. El no te fallara. El no sabe fallar. Recuerda que no hay nada imposible para Dios, no hay  problema que el no pueda resolver, no hay  tormenta que el no pueda calmar y no hay enfermedad que el no pueda  sanar porque El es Dios  y El te ama y quiere darte su bendicon. Haz la prueba. Jesucristo dijo vengan a mi  todos los que estan sufridos y angutiados y  yo les hare descansar y les dare mi paz.Ev. S.Mateo cp 11.

 Leer Génesis 41.14-44   Por la vida de José en Egipto  tenemos una idea de lo que significa tener a Dios con nosotros en tiempos difíciles. Primero: la fe del joven se fortaleció; esto lo ayudó a poner la fidelidad a Dios por encima de su bienestar personal. Por ejemplo, cuando la esposa de Potifar intentó seducirlo, él se negó, diciendo que no pecaría contra Dios (Gn 39.9).

Segundo: la presencia del Señor hizo que a José le fuera bien donde estuvo: como esclavo en la casa de Potifar, y como reo en una cárcel extranjera. En ambas situaciones, todos reconocían que el favor de Dios estaba con José. Por tanto, le dieron una gran autoridad (vv. 3, 4, 21, 22).

Tercero: en tiempos de sufrimiento, José aprendió lecciones invalorables que le prepararon para el futuro. Como esclavo y prisionero, aprendió la manera de manejar las responsabilidades, los detalles de la cultura egipcia y la importancia de dar a Dios el primer lugar.Una bendición adicional fue la oportunidad de ser testigo del poder y de la suficiencia del Señor. Cuando fue traído ante Faraón para interpretar su sueño, José dijo que él no podía hacerlo, pero Dios sí (41.16).

Podemos ver crecer nuestra fe al confiar en nuestro Padre celestial como lo hizo José. Aun en las peores circunstancias.  Cuando damos a Dios el lugar que le corresponde en nuestras vidas como Señor, su presencia nos fortalece para resistir la tentación.y las pruebas.  Entonces, también nosotros estaremos  listos para proclamar su grandeza  y fidelidad a todos.

 Dios está presente en los días malos    Leer Génesis 39.1-23

 En las noticias vemos todos los dias calamidades en nuestro mundo y también experimentamos tiempos difíciles. Lo mismo sucede con familiares y amigos que enfrentan dificultades con sus hijos, la pérdida de sus empleos y rupturas familiares.   Como cristianos, tenemos un Padre celestial que es nuestro Buen pastor, un Dios lleno de amor bondad y generosidad que desea nuestro bien  y desea  darnos su ayuda y consuelo en medio de este mundo. Un Dios compasivo  que ha prometido estar con nosotros en toda situacion. Podemos confiar en Él; Dios sabe antes que nosotros lo que sucederá; nada está oculto a sus ojos (He 4.13). Él ve en la oscuridad de los tiempos difíciles con tanta claridad como lo hace a la luz del día (Sal 139.11, 12). Por medio de su Espíritu, el Señor nos da el consuelo, las fuerzas y la sabiduría para perseverar. Para resistir y para vencer. La historia de José ilustra esta verdad. Tras ser rechazado  y traicionado por sus hermanos, y vendido como esclavo, fue acusado falsamente por la malvada  esposa de su amo y encarcelado. Pero en medio de ese tiempo tan duro, el joven JOSE experimentó la presencia y el favor de Dios.Dios lo sostuvo y lo ayudo  y lo fortalecio.

 Quizás José  no comprendiera los planes de Dios durante su esclavitud. Pero después, ya siendo gobernador de Egipto, entendió el propósito de Dios al permitir esos años tan difíciles. Al final, José comprobo  lo que él sabía que era la verdad. Sus hermanos habían pensado hacerle daño, pero Dios usó todo su sufrimiento para llevar a feliz término su plan (Gn 45.4-8; 50.20).Y para  que el pudiera salvar  a su familia de una muerte segura. Jose entendía bien que Dios es bueno y fiel   y  entendía que todas las cosas ayudan a bien de los que aman a Dios.Esto evitó que se llenara de odio y amargura  contra su malos hermanos. Recuerde al bueno le pasaran siempre cosas buenas y si le  pasan cosas malas Dios las cambiara en buenas.

 Cuando los problemas lo golpeen, recuerde  que usted no esta solo.Dios  el Padre bueno y Jesucristo están  a su lado para  ayudarlo y para consolarlo. Acuda a el, y el hará  su obra. Muchas veces  al sentirme mal  he buscado un lugar tranquilo me he puesto de rodillas y le he dicho señor  mi consolador ven y cumple tu ministerio. El nunca me ha fallado. Recuerde la verdad de Dios, y anímese. Busque a Dios. Haga oración. El Espíritu Santo tiene los recursos para darnos lo que necesitamos, prepararnos para la jornada y sostenernos durante los días malos. Nada puede impedir que los buenos  propósitos de nuestro Señor se cumplan (Is 14.27).

Jose no fue el unico  siervo de Dios que tuvo que soportar situaciones muy adversas. Todos los grandes hombres de la Biblia tuvieron que soportar injusticias, situaciones terribles  de persecución, dolor, perdida de seres queridos, pero nos muestran como  al refugirse ne Dios  ellos  obtuvieron la paz y la fortaleza  para resitir y luego  alcanzar la victoria.

Jesús  muchas veces calmo  grandes tempestades  para ayudar a sus  discípulos. el es el mismo hoy , el sigue  calmando tempestades. El sigue siendo el Señor de las tempestades. Si estas en medío de una gran tempestad clama al Señor  y el te responderá. el te dice hoy  invócame en el dia de la angustia y yo  te librare y luego  tu me serviras. Salmo 50.

 


{
}
{
}

Deja tu comentario Dios con nosotros en tiempos dificiles

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre